Seleccionar página

RUTA DEL QUIJOTE

Salobre-Bienservida

Esta etapa se adentra en los hermosos paisajes de la Sierra de Alcaraz, acercándonos al límite entre las provincias de Albacete y Jaén. El valle del río Salobre da paso a una zona de cerros y montes donde abunda la vegetación y se alternan con las bajadas y, principalmente, subidas con cierta pendiente, por lo que puede resultar muy difícil para los cicloturistas.

Salimos de Salobre siguiendo el curso del río del mismo nombre y ladeando el cerro de Piedra Gorda. La mayor parte del trayecto a Villapalacios es de subida. Pinos y encinas cubren los cerros hasta bien pasada la fuente del Espino, momento en el que se remonta el llano que nos lleva a Villapalacios.

Villapalacios

Situado a 98 Km. al suroeste de la capital por la N-322. Pasó en el siglo XV desde Alcaraz al señorío del conde de Paredes de Nava y en el siglo XIX logró su autonomía.

A Villapalacios se le identifica con la antigua Cenyllas; remonta sus orígenes a la civilización ibérica y tuvo su mayor auge en el siglo X, -en 1436 el Rey Juan II le otorgó a D. Rodrigo Manrique de Lara “El Pozo”, primera denominación que tuvo el pueblo-, siendo la villa en la que residía en sus visitas D. Manrique de Lara, Conde de Paredes, señor de las Cinco Villas, que la hizo capital del Señorío, tomando el nombre actual de Villapalacios.

Situado en un punto cercano a la carretera general hacia Andalucía el conjunto urbano de la villa ofrece como obras más significativa la iglesia parroquial de San Sebastián

Salobre es un bonito pueblo alojado en un fértil valle entre los ríos Salobre y Ojuelo. Por el centro del Salobre pasa el río del mismo nombre, que va hasta los topes de hermosísimas truchas para fotografiar.

Recorrer el río Ojuelo por la pista forestal hasta el cerro de la Atalaya (1.452 m) o pasear por el propio cauce del Salobre, son dos excursiones que permiten disfrutar de la rica vegetación y paisaje de la zona.

Bienservida

El origen de Bienservida es muy antiguo, de la época en que los íberos poblaban estas tierras se exhibe en el Museo de Albacete un león que conserva entre sus patas delanteras una cabeza masculina con barba.

La población de Bienservida fue del señorío de los Manrique, condes de Paredes de Nava, concedido por Juan II, siendo desde entonces villa.

La villa de Bienservida tiene una iglesia Parroquial dedicada a San Bartolomé, su construcción es del siglo XVI, con cabecera cuadrada de cubierta gótica. La iglesia es de nave única, con portada en el lado del evangelio gótica. De interés es el retablo en el que se diferencian dos partes, la inferior es de un plateresco avanzado y la superior de finales del S. XVI o principios del XVII, la cual remata en el Calvario y el Padre eterno; en este retablo se alternan pinturas y esculturas.